Día de la Convivencia Escolar

Hoy martes 26 de abril, se celebra el día de la Convivencia Escolar, y su objetivo es promover la enseñanza, aprendizaje y gestión de la convivencia escolar, así como fortalecer el desarrollo de los ámbitos personal y social, y del conocimiento y la cultura de los estudiantes, y del conjunto de la comunidad educativa.

                 En este día, los cursos del colegio María Raquel desarrollarán un tema elegido por ellos relacionado con la convivencia escolar, y serán presentados a sus pares a través de un afiche expuesto en los espacios techados del establecimiento. Esta actividad será realizada por equipos formados por dos cursos.

                Los temas a desarrollar son los siguientes:

  • No a la violencia
  • No a la discriminación
  • No al bullying
  • Las normas de la convivencia escolar
  • Equidad de género
  • Cómo tener una sana convivencia
  • La empatía
  • Decálogo de una educación no sexista

                                       LA CONVIVENCIA ESCOLAR

 La convivencia escolar es el conjunto de las interacciones y relaciones que se producen entre todos los actores de la comunidad (estudiantes, docentes, asistentes de la educación, directivos, padres, madres y apoderados y sostenedor), abarcando no solo aquellas entre individuos, sino también las que se producen entre los grupos, equipos, cursos y organizaciones internas que forman parte de la institución. Incluye también la relación de la comunidad escolar con las organizaciones del entorno en el que se encuentra inserta.

El carácter formativo de la convivencia

Tiene un carácter formativo, ya que a convivir se aprende principalmente conviviendo, por lo que los establecimientos educacionales son verdaderas escuelas para aprender a vivir juntos.

        LA CONVIVENCIA ESCOLAR QUE SE QUIERE PROMOVER EN LAS    COMUNIDADES EDUCATIVAS

  • UNA CONVIVENCIA BASADA EN UN TRATO RESPETUOSO ENTRE TODOS LOS ACTORES DE LA COMUNIDAD.

El trato respetuoso se manifiesta en una relación justa, en el reconocimiento y valoración positiva de las personas y en conductas, actitudes y hábitos básicos de cortesía y amabilidad como saludar, dar las gracias, pedir por favor, pedir permiso, disculparse cuando se comete un error, respetar turnos, no interrumpir, cuidar los espacios comunes, no hablar mal de las demás personas, utilizar un lenguaje y modales adecuados para el contexto, etc.  

  • UNA CONVIVENCIA INCLUSIVA

La convivencia inclusiva se sostiene en el principio de responsabilidad que alude al ejercicio de los derechos y al cumplimiento de las responsabilidades propias de cada uno de los actores, según les corresponda.

El respeto y consideración por los derechos de los demás se complementa con el cumplimiento de las responsabilidades, constituyendo ambos un modo inclusivo de convivencia. La convivencia escolar se sostiene también en la empatía, ya que esta facilita la mejor comprensión y valoración de los demás, logrando que todos sean y se sientan acogidos en la comunidad, encontrando en ella las posibilidades de desplegar al máximo las potencialidades de desarrollo personal y social, sin sufrir discriminaciones arbitrarias por parte de ningún miembro de la comunidad educativa.

  • UNA CONVIVENCIA CARACTERIZADA POR LA PARTICIPACIÓN DEMOCRÁTICA Y LA COLABORACIÓN

La participación democrática y colaborativa apunta a la construcción e implementación de un proyecto común y compartido por los actores, que se orienta a la formación integral de los estudiantes como propósito central. Al mismo tiempo, se promueven relaciones de responsabilidad y solidaridad con el entorno y la sociedad, las que se expresan en acciones concretas orientadas al cuidado de los demás, de los bienes públicos y del entorno.

  • LA RESOLUCIÓN PACÍFICA Y DIALOGADA DE LOS CONFLICTOS

Se propone la resolución pacífica y dialogada de conflictos como un modo específico de abordar las situaciones de desacuerdo que se producen en las relaciones cotidianas entre los distintos miembros de la comunidad educativa. Esta manera de resolver los conflictos debe ser parte de un modo de convivencia pacífica que se sostiene en el trato respetuoso, la inclusión y la participación democrática y colaborativa.

Scroll to Top